Con peras y manzanas

Recientemente leí un comentario que captó mi atención, fue en un muy buen libro llamado Supercommunicator: Explaining the Complicated So Anyone Can Understand (Supercomunicador: Explicando lo complicado que cualquiera puede entender), cuyo autor es Frank J. Pietrucha.

El autor, en la introducción de su libro, menciona que “con mucha frecuencia, los proyectos potencialmente grandes son rechazados por la administración de las empresas, los inversionistas e incluso el gobierno, simplemente porque esos tomadores de decisiones no pueden entender el valor de dicho proyecto. Sin embargo, la comunicación de ideas complicadas no es sólo un problema de empresas. Muchos de nosotros no aportamos nuevas ideas en los negocios ni en casa cuando pensamos que el concepto en cuestión puede ser demasiado difícil de entender. Las oportunidades se pueden perder y cosas malas pueden suceder cuando los generadores de las ideas no explican sus propuestas en un lenguaje fácil de entender” (1).

La descripción del autor me pareció algo tan cotidiano que me preocupó.

Seguramente todos estamos convencidos que vivimos en un mundo de muchos avances en todos los sentidos, pero muy posiblemente para este tiempo deberíamos estar beneficiándonos por muchos más grandes descubrimientos e inventos. Pero las personas que tienen la capacidad descubridora o creativa no han logrado obtener financiamientos para avanzar en sus proyectos, por no saber transmitir sus ideas y explicar los beneficios que estas traerían a muchas personas.

Pero deseo enfocarme en el otro aspecto de la comunicación que menciona el autor: la comunicación a un nivel familiar.

Te invito a pensar detenidamente sobre todas aquellas cosas que no has expresado a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, tus hermanos, etc. De hecho, estoy convencido que muchísimos divorcios se pudieron evitar si las parejas:

  1. Se hubieran comunicado adecuadamente antes del matrimonio y no se hubieran casado.
  2. Si estando ya casados se hubieran comunicado adecuadamente.

Definitivamente, la primera consecuencia del punto 1 es que muchas personas no hubieran nacido. Pero una consecuencia importante del ambos puntos es que muchas personas no estarían sufriendo por la mala comunicación de sus padres.

En esta ocasión deseo expresarme desde el punto de vista del emisor, el cual debe desarrollar la habilidad de darse a entender.

Aterrizaré un poco… cuando se vive la etapa del noviazgo es muy importante tener mucha comunicación de cosas realmente profundas e importantes en la vida de cada miembro de la pareja. Por favor, no pensemos que si nos enfocamos y comunicamos de una forma clara y firme nuestros propósitos estaremos actuando de una forma egoísta. Claro que no, en la etapa del noviazgo se deben poner como punto de partida los objetivos, sueños y anhelos que se tienen en la vida, después conocer los de la pareja y concluir si hay metas similares o incluso iguales que como pareja puedan fusionar y así avanzar hacia el matrimonio. Si las expectativas no empatan, no tiene sentido seguir pensando subjetivamente que el tiempo acomodará las cosas y las otra personas cambiará y se adaptará a mí, ya que lo único que se logrará al seguir y casarse es generar angustia, estrés y frustración por las diferencias irreconciliables que se tendrán. Además de afectar la vida de hermosos niños y niñas que tendrán que pagar con mucho sufrimiento la falta de una buena comunicación de sus padres en el noviazgo.

Cuando ya se está casado, el reto es mucho más grande. Pensemos que los objetivos, sueños y anhelos del esposo y la esposa sí coinciden, pero al vivir juntos se dan cuenta que las formas o medios para alcanzarlos no los piensan igual y eso no se analizó en el noviazgo. Aquí habrá otro problema de comunicación para tratar de empatar las formas o medios, porque la comunicación va mucho más allá de la expresión oral o verbal. En la comunicación, cada individuo involucra su expresión corporal/facial, sus convicciones, ideas, emociones, sentimientos, su historia personal y autocontrol.

Con base en lo anterior, invito a cada uno de los lectores a detenernos a analizar qué aspectos debemos mejor en lo individual, con el fin de expresar mejor todo lo que debemos comunicar de una forma sencilla de entender. Pero particularmente, les propongo hacer ese análisis con respecto a las personas más cercanas a nosotros, las que conforman nuestro núcleo familiar, con quienes convivimos a diario en casa.

En las relaciones de esposos, padres-hijos y hermanos, es donde debemos iniciar este proceso deliberado de conscientemente mejor nuestra desempeño como buenos emisores.

Otra relación muy importante en la que se debe trabajar para buscar una mejora sustancial en el proceso de comunicación es el noviazgo. Esta etapa es de suma trascendencia, por las implicaciones que traería el tomar decisiones equivocadas en cuando a la elección correcta de la pareja. En el noviazgo, por el temor de terminar una relación idealizada, se tiende a tratar de no mostrar los verdaderos objetivos, sueños y anhelos, pero eso es un grave error, ya que lo que está en juego es la felicidad por el resto de la vida de la pareja y de sus descendientes.

En México, cuando se pretende explicar algo complejo, al proceso de tratar de compartirlo de la manera más sencilla y con las palabras más simples, coloquialmente se le llama: explicar con peras y manzanas.

Así que a partir de hoy, hagamos el hábito de ir con mucha frecuencia a la frutería más cercana y surtir muchas peras y manzanas ara poder explicarnos de la mejor manera posible.

Recuerda, jamás le digas a alguien: -¿Por qué no me entiendes?, sino -Te ofrezco una disculpa, trataré de explicarme mejor.

Pero no le digas: -Te explicaré con peras y manzanas, porque puede sentirse ofendido en cuanto a su nivel de inteligencia.

Espero tus comentarios en relación con los temas que te he compartido.

Con mucho aprecio,

ALUNA

(1) Traducción libre. Pietrucha, Frank J.. Supercommunicator: Explaining the Complicated So Anyone Can Understand (pp. 1–2). AMACOM. Kindle Edition.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: